EL USO DE LAS MASCARILLAS: UN ESTILO DE VIDA CON CONSCIENCIA AMBIENTAL

La pandemia provocada por el COVID-19, se ha convertido no sólo en una emergencia de salud pública, sino que también en un condicional para los estilos de vida que lleva la sociedad actual. El entretenimiento y el ocio han pasado a un segundo plano y la salud es ahora el aspecto principal de la vida de los ciudadanos del mundo. Dichas condicionales, están englobadas en las medidas de bioseguridad, que exigen el uso obligatorio de tapabocas, guantes y el lavado constante de las manos; a pesar de que son medidas para garantizar la salud de la población en general, el uso masivo de estos elementos desechables, han generado un impacto negativo en el medio ambiente, acelerando el cambio climático y poniendo en peligro a la fauna y flora. 

Miles de mascarillas llegan a los vertederos y océanos de manera indiscriminada, además los materiales que componen los elementos desechables no son biodegradables, por lo tanto, son imposibles de reciclar. Esto conlleva a que tengan que estar la tierra por mas de 400 años, siendo otro factor adicional de amenaza tanto para las especies marinas como para el ser humano. La cifra global es aterradora, por cada uso y desecho de las mascarillas no reciclables, se espera que se arroje en total mas de 10 millones mensualmente, dicha acumulación ya se está empezando a evidenciar en lugares comunes como las playas, calles, entre otros.

Por ahora, lo que podemos hacer para evitar que esto se vuelva una problemática con consecuencias a largo plazo, es ser más consientes de la manera en que debemos desechar las mascarillas, a través del uso de bolsas de basura rojas, las cuales permiten identificar materiales de riesgo biológico. También se recomienda cortar el cubrebocas en pedazos y finalmente, la mejor opción, es cambiar la mascarilla desechable por una reutilizable de tela, que contengan todas normas de higiene y bioseguridad. Pero, mas allá tener toda esta información y ahora que la salud y la vida es nuestra prioridad, se nos olvida que, si seguimos acortando el tiempo de los mares, ríos, montañas y toda la naturaleza que nos rodea, así sobrevivamos a todas las enfermedades que vengan, no habrá nada que cure la destrucción irremediable de nuestro planeta tierra.

BIOCIRCULO, EL MUNDO ES NUESTRO

0 Comentarios

Déjanos tu comentario

o regístrate para comentar.

Inicia sesión