Todos somos artistas

¿Alguna vez te has puesto a pensar qué pasa con la basura que desechamos? ¿A dónde va? Seguramente si, y quizás la respuesta muchas veces no es muy reconfortante, sin embargo, que pasaría si les dijeramos que, con el reciclaje, muchas veces eso que nosotros llamamos basura, para otras mentes maestras significa el material fundamental de sus obras.  

Es bien sabido que el arte, en su esencia mas pura, es ilimitada y completamente subjetiva, no existe una formula exacta para crear, ni estándares que obliguen a usar materiales, formas, ni texturas específicas, ya que de eso se trata: de libertad. La misma libertad que gozan los artistas que hacen parte de una “nueva” corriente artística conocida como arte reciclado. Durante los últimos años varios artistas han decidido centrar su creatividad en objetos que suelen pasar por obsoletos e inútiles, convirtiéndolos en verdaderas obras de arte, piezas que merecen toda la admiración, como es el caso de artistas como Alejandro Durán y Vik Muniz, de quienes conocemos obras como “Brotes” y “Lampedusa”.

Vik Muniz

Gracias a su compromiso social, la Unesco designó a este artista brasileño en 2011 Embajador de Buena Voluntad. En 2013 le dieron el Premio Cristal que el Foro Económico Mundial otorga a los artistas destacados que usan su trabajo para mejorar la calidad del mundo. Además de sus actividades artísticas, Muniz participa de diversos proyectos educativos y sociales en Brasil y Estados Unidos.

Vik Muniz, Lampedusa, instalación flotante presentada en la 56va Bienal de Venecia, 2015. © 2015. Vik Muniz

Vik Muniz, WWW (Mapamundi), de la serie Imágenes de Chatarra, 2008, C-Print digital, 150 x 303 cm. Cortesía: MUNTREF

Vik Muniz, Buenos Aires, de la serie Postales de ningún lugar, 2015, C-Print digital, 180,3 x 279,4 cm. Cortesía: MUNTREF

Alejandro Durán

El trabajo e investigación de este artista mexicano está estrechamente vinculado con el ambiente, el consumismo y exceso de basura de la sociedad actual. El ingenio de Alejandro es poder evidenciar el impacto humano en este fenómeno, más allá de lo estético en el arte, el artista tiene la urgencia de transmitir el daño actual al planeta y la amplia distribución que estos desechos alcanzan. Su obra está vinculada al movimiento artístico Land Art, que en este caso, corresponde a la línea de site – specific, ya que la instalación está absolutamente involucrada con un sitio especifico, un mensaje y propósito claro.

Bombillas (Bulbs), 2013 ©Alejandro Durán

Exposición en el Granary Art Center.

Algas (Algae), 2013 ©Alejandro Durán

La intención no es solamente contemplar, admirar y promover estas corrientes artísticas, sino también animar a todas las personas para que le den una segunda oportunidad a esos objetos que creemos inútiles y anticuados, encontrándoles usos alternativos para lograr de esa forma aprovecharlos al cien por ciento, mientras, de la misma forma, preservamos y cuidamos nuestro planeta. No en vano se dice que todos somos artistas a nuestra manera.  

Y tú, ¿Que estas esperando? 

BIOCIRCULO, EL MUNDO ES NUESTRO. 

0 Comentarios

Déjanos tu comentario

o regístrate para comentar.

Inicia sesión