LA ECONOMÍA CIRCULAR: UN MODELO ECONÓMICO NECESARIO.

El actual modelo de producción lineal, está generando daños irreparables en el medio ambiente. El sistema económico que rige al mundo choca indudablemente con la sostenibilidad ambiental y no permite la creación de estrategias a largo plazo que prevengan el desgaste total de los recursos naturales. La naturaleza por su parte nos demuestra, que en ella no existen residuos, es decir, todos los elementos cumplen una función y se reutilizan para su aprovechamiento en todas las etapas del ciclo de la vida.

Teniendo en cuenta estos ciclos de la naturaleza, se ha propuesto la “Economía circular”, un modelo que busca el aprovechamiento de los recursos, a partir de la disminución de la producción y la reutilización de los elementos que no puedan volver al medio ambiente. También, este modelo apuesta por el uso de productos biodegradables, con el fin de que estos puedan volver a la naturaleza sin causar daños irreparables.

Por su parte, los elementos que no puedan ser eco-friendly, tales como pilas, objetos metálicos, entre otros, deben ser reincorporados al ciclo de producción para la composición de una nueva pieza.

Fuente: Canales Sectoriales Interempresas

Este modelo, prioriza la sostenibilidad ambiental, sin perder de vista el aspecto económico. Las empresas que han implementado este tipo de sistema han podido evidenciar que la reutilización de los productos disminuye considerablemente los costos de producción, lo que reduce los precios de venta, beneficiando también a los consumidores.

Y es que definitivamente la “Economía circular”, es una buena opción para el mundo, puesto que los residuos se convierten en recursos, se incentiva el segundo uso, la reutilización, la reparación, el reciclaje, la eco concepción y la ecología industrial y territorial, todo esto para lograr el equilibrio entre el ser humano y la naturaleza.

0 Comentarios

Déjanos tu comentario

o regístrate para comentar.

Inicia sesión